Báscula mecánica de columna, con pesas deslizantes Seca 711 Clase III
Pesapersonas Seca 711

Báscula mecánica de columna, con pesas deslizantes Seca 711 Clase III

SA 711.702.1004
361,00 €
436,81 € IVA incluido

Báscula mecánica de columna, con pesas deslizantes a la altura de los ojos. Precisa, robusta y práctica, la nueva seca 711 beneficia al personal sanitario y pacientes por igual. Báscula de fiabilidad absoluta, con  mayor precisión aún gracias a la división de 100 g y la mayor capacidad, de hasta 220 kg. Y con mayor confort, ofrecido por la plataforma baja y amplia y la escala con pesas a la altura de los ojos. La báscula seca 711 se obtiene en tres versiones: kilogramos, libras y kilogramos/libras. El tallímetro opcional, con un alcance de medición de 60 a 200 cm, permite realizar el pesaje y la medición en una sola operación. Equipada con ruedas de transporte para un uso móvil y flexible.

Características SECA 711

  • Precisión y calidad incondicionales
  • Alta capacidad y amplia plataforma
  • Manejo sencillo y lectura confortable a la altura de los ojos.
  • Sólida construcción de hierro fundido y ruedas integradas para su transporte.

Datos técnicos

  • Capacidad: 220Kg.
  • División: 100g
  • Dimensiones: 520 x 1556 x 520 mm.
  • Dimensiones plataforma: 335 x 80 x 345 mm.
  • Peso: 21,7Kg.
  • Función de ajuste a cero.
  • Opcional: tallímetro Seca 220
  • Clase de calibrado: (III)

Pesas deslizantes Seca 711

Alta capacidad y amplia plataforma

Con su capacidad de hasta 220 kg, la pesapersonas seca 711 se ha diseñado específicamente para el pesaje de pacientes con sobrepeso y adiposidad; las generosas dimensiones y la escasa altura de la plataforma facilitan la subida a la báscula, y la superficie de caucho antideslizante con estructura ranurada ofrece una seguridad adicional para los pies. En el acabado se han cuidado hasta los últimos detalles para asegurar una larga vida útil. Con estas características, la pesapersonas seca 711 ofrece un pesaje considerablemente más confortable para pacientes, médicos y personal sanitario.

Manejo sencillo y lectura confortable a la altura de los ojos

La escala dispuesta a la altura de los ojos para una cómoda lectura está impresa de ambos lados; así, puede ser manejada desde la misma báscula o también por una persona situada delante de ella. Las cifras de gran tamaño facilitan una lectura rápida del peso. Un sellado especial impide el desgaste de la escala, incluso después de varios años de uso.

Sólida construcción de hierro fundido y ruedas integradas para su transporte

La estructura inferior de la báscula seca 711, realizada en hierro fundido, soporta hasta los usos más intensivos. La pintura especial del sistema de palancas protege la vida interior contra la corrosión, asegurando resultados precisos a largo plazo. Pese a su construcción compacta, la báscula se puede transportar sobre sus ruedas fácil y rápidamente hasta donde se la necesite. Equipada adicionalmente con el tallímetro telescópico seca 220, la pesapersonas seca 711 permite realizar el pesaje y la medición en una sola operación, con el consiguiente ahorro de tiempo.

En el año 1821 el monje y mecánico, maestro Sr. Quintenz inventó la báscula decimal en Estrasburgo. Allí, su aprendiz Joachims, fundó el 11 de julio de 1840, la fábrica de básculas más antigua de Alemania. Produjo sobretodo básculas de plataforma, balanzas de platillos y básculas de columna, que vendió en todo el mundo. El taller de cerrajería se convirtió en una pequeña fábrica cuyo esplendor se apagó cuando murió Joachims, en 1874.

El constructor de máquinas Frederik Vogel, compró la fábrica de básculas en 1888, amplió la gama de productos e introdujo el nombre de la marca "SECA"que registró en 1897. El nombre viene del latín de la palabra secare, que significa cortar. Porque el corte juega un papel importante en la precisión de una báscula mecánica. En 1904, con el comienzo de la industrialización, Frederik Vogel trasladó la sede de la empresa a Hammer Steindamm en Wandsbek. Aquí se encuentra aún hoy la sede de SECA. Ya en la primera mitad del siglo XX, casi todos los médicos conocían y usaban las básculas mecánicas con la rúbrica roja. Porque se consideraron especialmente duraderas gracias a su alta calidad. 

También podría interesarle

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, usted acepta el uso de cookies. (leer)

Te llamamos

¡Déjanos tu teléfono y te llamamos a la mayor brevedad!

Teléfono inválido
Nombre inválido

¡Gracias, su solicitud ha sido aceptada!