Báscula de plataforma para camillas con estructuras rodantes integradas o separadas. Homologada clase III. Seca 657

SECA 657
2.642,00 €
3.196,82 € IVA incluido

La plataforma extraordinariamente grande de la báscula seca 657 permite el pesaje de cualquier camilla convencional utilizada así como paciente en silla de ruedas o sentados sobre una silla. Su construcción extremadamente robusta y enorme capacidad de hasta 300 Kg también facilitan el pesaje de pacientes con peso muy elevado.

La báscula seca 657 gracias a sus prácticas ruedas de transporte y al asa integrada, se puede desplazar sin esfuerzo físico para utilizarla en diferentes lugares. El indicador remoto por cable, con soporte para mesa y dispositivo para montar en la pared incluidos, permite un manejo intuitivo y viene equipado con muchas funciones inteligentes: la función auto-HOLD, por ejemplo, retiene el resultado para que el paciente pueda recibir la asistencia necesaria antes de que se apunte el resultado con toda tranquilidad, mientras que la función pre-TARA permite la comprobación fiable del peso neto, independientemente del peso adicional de la camilla o de la silla de ruedas.

Datos técnicos

Clase de ajuste: III (3)

Capacidad: 300 Kg

División (g): 100g<200Kg>200g

Alimentación: Red eléctrica

Dimensiones (AxAxP): 893 x 87 x 1655 mm

Peso neto: 46,2 Kg

Funciones: RESET, amortiguación, Costo de transporte, TARA, Protección contra sobre carga, Auto-SEND, SEND, interfaz wireless, Impimir, Impresión automática, HOLD, Auto-HOLD, Auto-borrado, Autom. Pesaje Conmuntación, pre-TARA, el índice de masa corporal- BMI.

CE: CE 0109, 0123

En el año 1821 el monje y mecánico, maestro Sr. Quintenz inventó la báscula decimal en Estrasburgo. Allí, su aprendiz Joachims, fundó el 11 de julio de 1840, la fábrica de básculas más antigua de Alemania. Produjo sobretodo básculas de plataforma, balanzas de platillos y básculas de columna, que vendió en todo el mundo. El taller de cerrajería se convirtió en una pequeña fábrica cuyo esplendor se apagó cuando murió Joachims, en 1874.

El constructor de máquinas Frederik Vogel, compró la fábrica de básculas en 1888, amplió la gama de productos e introdujo el nombre de la marca "SECA"que registró en 1897. El nombre viene del latín de la palabra secare, que significa cortar. Porque el corte juega un papel importante en la precisión de una báscula mecánica. En 1904, con el comienzo de la industrialización, Frederik Vogel trasladó la sede de la empresa a Hammer Steindamm en Wandsbek. Aquí se encuentra aún hoy la sede de SECA. Ya en la primera mitad del siglo XX, casi todos los médicos conocían y usaban las básculas mecánicas con la rúbrica roja. Porque se consideraron especialmente duraderas gracias a su alta calidad. 

Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizarlos, usted acepta el uso de cookies. (leer)

Te llamamos

¡Déjanos tu teléfono y te llamamos a la mayor brevedad!

Teléfono inválido
Nombre inválido

¡Gracias, su solicitud ha sido aceptada!